martes, 15 de enero de 2013

LACTEOTURISMO

II Jornadas del Queso "La Cruz del Pobre"en Pedrajas de San Esteban
De todos es conocido el Enoturismo y lo que lleva tras de sí. Ha sido hasta fechas recientes cuando se ha acuñado "en serio" este término y las empresas se han volcado en rentabilizar empresarialmente el vino, dándolo valor en forma de restaurantes, hoteles, paseos a caballo, arquitectura vanguardista, cosméticos y un sin fin de sectores empresariales. A la cabeza podemos decir que está Rioja, mal que nos pese es la región donde está trabajando más y mejor este sistema. En Cataluña especialmente en la zona del Penedés hay mucho trabajo realizado y aprovechan la cercanía del turista que llega a Barcelona, sin embargo está más enfocado a la empresa, más que al vino en general. Similar a la serie de televisión "Gran Reserva" para que nos entendamos.

El enoturismo en Castilla y León está trabajado. Todavía queda mucho campo por avanzar pero es un sector que se ha subido el tren del desarrollo. Hay Denominaciones de Origen donde se ha trabajado más que en otras. En la provincia de Valladolid, Ribera del Duero es la más avanzada, la que más dinero mueve y más riqueza económica genera. Rueda anda detrás de ello pero se ha subido a la locomotora. Pronto aparecerá un proyecto interesante vinculado al turismo. Cigales, Toro y Tierra de León les está costando arrancar, y eso que Cigales tiene un potencial tremendo.

Complementario a ello, se encuentra el mundo del Queso y la ganadería. Un sector atractivo pero que sólamente se dedica a fabricar queso sin aportar un plus económico a ello. Es un sector complejo donde en su mayoría, la gente carece de formación y son empresarias tradicionales y familiares. En la provincia de Valladolid hay tres empresas que están destacando su espacio empresarial como son Cantagrullas, La Quesería Artesanal de Mucientes y La Cruz del Pobre. Las tres empresas son dignas de visitarlas, además de para conocer sus proyectos, para probar sus quesos. Son de los que enganchan.

Quesos típicos de "Cantagrullas"
En Castilla y León tenemos muy buenos quesos, pero no podemos quedarnos solo en eso. Hay que hacer más, hay que apostar por crear una "cultura del queso" que no tenemos, apostar por diversificar tanto los quesos como el rendimiento económico que genera. En Francia nos ganan por goleada y no creo que sea por número de empresas queseras, sino por una mayor cultura del queso y diversificación del mismo. Desde La Cruz del Pobre, Yayo imparte catas de quesos, muy interesante y muy didáctico. La Quesería de Mucientes ha sido finalista en la categoría de la Empresa Turística 2012 de la Asociación de Alimentos Artesanos de Castilla y León... y después está Cantagrullas, la última en aparecer pero que está revolucionando el sector quesero. Con unos quesos estilo franceses, rompedores y abarcando un público diferente al tradicional, ha irrumpido en el mercado como un ciclón. Aparte de ello, es el que mejor maneja las redes sociales y está consiguiendo rentabilidad y presencia gracias a ello. Precisamente desde un minúsculo pueblo llamado Ramiro está produciendo y trabajando sobre ello.

El periodista Javier Pérez Andrés en la Quesería de Mucientes
Estas empresas deben ser punteras en Castilla y León para potenciar el "lacteoturismo", el mundo del queso debe llegar a más gente, debe darse a conocer, su importante, su cultura, de dónde viene. Hay que enseñar la ganadería, explicar los tipos de ovejas, cómo se ordeñan y cómo se hace el queso. Obtener un precio de ello que complemente a la venta de quesos. Enseñar y dar a probar las cuajadas, requesones, quesos... impartir Catas, organizar eventos gastronómicos (este año será la tercera edición del certamen organizado por La Cruz del Pobre con los hosteleros de Pedrajas de San Esteban)... incluso empezar a plantear hacer un restaurante o un alojamiento turístico. ¿por qué no? Herramientas y materia prima tienen pero hay que empezar a cambiar ese chip. Igual que está el enoturismo debe aparecer el lacteoturismo. Y si el quesero no tiene la capacidad para abarcarlo, que delegue en un profesional, un gerente que lo mueva y que lo desarrolle. Potenciándolo se crearán puestos de trabajo y se enriquecerían los pueblos de Castilla y León, donde se trabaja mucho este sector.

3 comentarios:

Rubén Valbuena dijo...

Hola Miguel Ángel !!
Muchas gracias por tus palabras. La verdad es que hay un potencial enorme en este sector que creo está sufriendo una importante transformación actualmente.
Te enviamos un fuerte abrazo desde nuestro recóndito escondrijo en Ramiro.
AÚPA EL QUESO !!!!
Rubén Valbuena

Cristina Sanz dijo...

Hola Miguel: el sector agroalimentario tiene un gran potencial en nuestra tierra y concretamente los quesos de VALLADOLID han sido premiados a nivel internacional en varias ocasiones, sin embargo creo que sigue faltando espíritu emprendedor y confianza en apostar por crear nuevos negocios, aún cuando se cuenta con una buena materia prima. Tuve la ocasión de contactar y conocer la Quesería de Mucientes en sus inicios; el motivo fue poder realizar una visita empresarial dentro de un Taller de Emprendimiento que llevé a cabo con los alumnos del colegio Los Zumacales de Simancas. Después de una larga conversación con los emprendedores y de enseñarme las instalaciones muy amablemente, no llegamos a un acuerdo por las estrictas medidas higiénico-sanitarias, que no aconsejaban la visita con tantos alumnos. De verdad que lo sentí enormemente, pues en aquellos momentos me parecía una excelente apuesta por el emprendimiento en el medio rural y así ha sido; desde entonces han sido muchos los premios y reconocimientos que ha recibido la Quesería, además de estar presente en los establecimientos más selectos. Decirte que busqué otra alternativa y visitamos una empresa de repostería artesanal en Matapozuelos, La Giralda de Castilla, de gran éxito también.
Post como éste son muy beneficiosos y aportan mucho valor al medio rural. Un abrazo

Miguel A. García dijo...

La calidad de los quesos es manifiesta y precisamente Valladolid, tiene una calidad tremenda. En la línea "clásica" los de La Cruz del Pobre y Mucientes son brutales. Mucho sabor, cuerpo... una delicia. El añejo de Villanubla también está muy bueno.

Los de Cantagrullas son en otra línea muy diferente pero que complementan perfectamente lo existente.

A partir de ahí, todo un mundo por mejorar. Tienen que ser ellos los que lo encabecen y ayuden a los demás a crear esa cultura, esa puesta en valor, etc. Creo en su potencial porque lo he visto, y ganas y fuerza tienen. Ahora bien, son una minoría con el resto del sector, pero como todo, tendrán que tirar los primeros, que van a ser los que más se beneficien.

Gracias Rubén por tus palabras, sabes que no lo digo en vano. A ver si algún día podemos charlar tranquilamente sobre ello.